lunes, 31 de octubre de 2011

Ayer me habló.



Ayer me habló. Nunca lo había hecho antes, pero ayer lo hizo. Yo era siempre la que empezaba a hablar, pero ayer fue distinto; ayer empezó él.

Ayer me habló. Fue la primera vez, pero no será la última.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Personas.

Tiempo. Tiempo es lo que ha pasado desde que escribí mi última entrada y en ese margen, han pasado muchas cosas.

Una de ellas es que he ido a Irlanda un mes, como es comprensible, a aprender inglés. Un mes, algunos dicen que es poco y otros, que demasiado. Para mi no ha sido ni lo uno, ni lo otro, sino que ha sido como un momento aparte. La vida allí ha sido muy diferente a la de aquí, ni buena ni mala, solamente diferente. He conocido gente muy agradable, la verdad, pero la que dejé aquí es insuperable; y lo demuestran día a día. Si me preguntasen que es lo peor de la experiencia, me limitaría a responder, sin duda alguna, que lo peor es no poder estar con los que queremos.

Esas estúpidas personas, que a pesar de ser molestas a veces, te hacen la vida bella. Ahora en mente tengo a unas cuantas y todas ellas son muy diferentes entre si, pero eso es lo que las hace especiales. Cada una complementa una parte de mi, todas juntas son lo que yo soy. Dirás que es una estupidez, pero sin ellas, yo no sería como soy. Lo peor, es que algunas se han alejado y eso me hace ver lo mucho que las necesito. En particular a una.


Una persona que me complemento mucho un día, pero que a día de hoy ya no tanto. La tengo cerca, pero a la vez lejos. Hace poco, él me dijo que me seguía queriendo y que me echaba de menos, pero necesito que me lo demuestre con actos y no con palabras. Necesito que me necesite. Es complicado, pero resumiendo, quiero que él vea lo mucho que me necesita en su vida. Tanto, como yo a él. Porque sé que eso es así, solo tiene que verlo. Llevamos tiempo -es relativo, puesto que son años, pero a la vez meses- separados y ahora me doy cuenta de que es mi complemento. No sé si se trata de amor, pero lo que sé es que si se trata de necesidad. Es algo que no es científico, solo es algo.

Esa persona se llama... no, mejor no decirlo.



jueves, 16 de junio de 2011

domingo, 22 de mayo de 2011

Valiente.

Me siento rara, extraña, sin atreverme a dar ese paso que necesitamos. El paso que cambiaría todo para siempre, como lo hemos podido ver en otra persona. Nos echaría para adelante o para atrás, sería bueno o malo, pero nos cambiaría.

Todavía no me he atrevido a hacerlo aunque siempre me haya considerado valiente. Con miedos, como todo el mundo, pero valiente. Sólo sé que yo antes no me sentía así, pero ahora vienes tú y rompes en miles de pedazos lo que siempre había creído, porque me haces sentir insegura y cobarde. Y eso me frustra.
Me frustra porque siento y sé, que tendría que ser capaz de hacerlo. Tendría que ser capaz de elaborar el plan que lleva rondando en mi cabeza, en mis sueños, durante una buena temporada.  

Te necesito, simplemente eso. Ha pasado mucho tiempo y siento que te echo de menos aunque todavía no hayamos estado nunca juntos. Tengo esa sensación de conocerte de antes, pero sin hacerlo y por eso siento una perdida que nunca he podido tener.

A pesar de mis dudas y sensaciones, tengo clara una cosa: que al final, con el tiempo, seré valiente y daré ese importante paso que tú y yo necesitamos.
 

miércoles, 11 de mayo de 2011

Culpables con razón.

Estoy decepcionada. Y mucho. No creía que todo esto acabaría así. Las pequeñas riñas que siempre me han rodeado pasaban, como una hoja que sueltas en un río. Al principio, flota, pero después, se hunde en cuestión de segundos. Ésto no ha sido así, por mucho que lo creyera con todas mis ganas.

Yo siempre he creído tener la razón en las discusiones. Admito que mi cabezonería y mi orgullo me puede, pero ¿mentir? Eso nunca. Que me llamen mentirosa cuando no lo soy es una de las cosas que más odio en el mundo. ¿Para que mentir cuando puedes decir la verdad? Me parece estúpido. Tampoco soporto a la gente que se calla las cosas cuando una persona más lo necesita y menos, si se trata de una amiga. Te sientes sola y si ella no te apoya ¿quien va a hacerlo? Todo el mundo necesita sentirse respaldada y querida, sin excepciones de nadie.

Quiero mencionarte a ti. Si, Tú. Hipócrita de poca monta. Di las cosas cuando estemos las dos juntas y no por separado. Aunque claro, ya sé que así es mucho más facil aplastarnos. Tu personalidad perfecta sin fallos hace que me pregunte que haces mal. Nadie es perfecto. Eso lo sé mejor que nadie porque puede ser que yo sea la que más fallos tenga de todos nosotros, lo admito.

Sólo tengo una cosa que añadir. Quiero dedicarle todo mi apoyo y cariño a una persona, que ella ya sabe perfectamente quien es. Porque aunque otras personas no te apoyen, yo lo hago siempre. ¿Vale? Ahora necesitamos saber que tenemos a otra persona que piensa igual aunque quedemos mal delante de todos y con la culpabilidad de todo esto.

Porque aunque parezcamos culpables, somos culpables con razón. Y lo sabemos.

domingo, 8 de mayo de 2011

El camino.

He estado un largo tiempo parada, en "stand by", sin saberlo, pero ¿sabes? Hoy he vuelto a soñar contigo. No lo hacía desde hace meses y echaba de menos esa sensación. La sensación de tenerlo todo claro al fin.

He tenido una pausa en mi vida para reflexionar y darme cuenta de lo que de verdad quería. He tenido meses grises, sin color, en los que no solo tenía dudas de lo que sentía, sino que también tenía otro camino. Ante mi se ofrecía el camino fácil, en el que no tenía porque luchar y podía quedarme quieta, serena, aunque no completamente feliz. Había encontrado otra persona. Una persona a la que he creído querer durante un tiempo, aunque sin olvidarme de ti totalmente. Me ofrecía la posibilidad de poder ser feliz algún día. Era un camino bonito y sencillo, pero eso nunca ha sido lo mio.

El otro era el difícil. Era el que tenía más baches, dificultades, pero estabas tú. Tengo que admitir que me había rendido y te intenté olvidar, pero volviste a aparecer. Volvías a estar ahí y entonces lo tuve claro y supe que hacer. Escogí esto. Lo que verdaderamente quería y deseaba. Muchas veces me han dicho que hay que luchar por lo que uno quiere y eso es lo que hice. Por eso he escogí lo difícil e improbable, porque es lo que me pertenecía.

He tenido dudas, sí. Pero lo he vuelto a ver todo claro y ahora, al fin, lo sé. Te quiero.

domingo, 10 de abril de 2011

El rayo.

La vida nos demuestra día a día, minuto a minuto, que es dura. Todos lo pasamos mal en contadas ocasiones y nos sentimos solos en muchas otras. Todos tenemos un momento oscuro en nuestras vidas, el momento que quieres tirar todo por la borda. Ves a los demás felices, con una sonrisa en la cara y te preguntas que has hecho mal para merecerte eso.


Pero si algo he aprendido de todos esos momentos, es que todo tiene una solución. En el momento en el que te sientes en un pozo oscuro, sola y sin salida, tienes que mirar para arriba y verás el sol. Brillando, fuerte y con vida. Te tienes que alimentar de él, ver todo lo bueno que tiene y coger fuerzas para salir del pozo. 

Suele ser una frase que te marca, una noticia reciente que te ha impactado o simplemente una persona. Todas esas cosas son las que te ayudan a ver ese rayo de luz que necesitas para seguir adelante.

Adelante, cógelas y sé feliz.