lunes, 31 de octubre de 2011

Ayer me habló.



Ayer me habló. Nunca lo había hecho antes, pero ayer lo hizo. Yo era siempre la que empezaba a hablar, pero ayer fue distinto; ayer empezó él.

Ayer me habló. Fue la primera vez, pero no será la última.